El pasado 10 de mayo se celebró una conferencia en el Centre de Cultura Contemporània de Barcelona (CCCB), en el marco del festival Kosmopolis , “La Fiesta de la Literatura Amplificada”, esa literatura que engloba todos los medios en los que la palabra cobra vida: escrita, oral y todo lo relacionado con el internet de las cosas. Uno de los principios de Kosmopolis es: “Estimular las lecturas descondicionadas del canon occidental que revaloricen sin prejuicios, ni categorías excluyentes, los grandes textos y autores de la historia favoreciendo la paulatina emergencia de un canon mutante que cambia según los lectores y las generaciones“. A este principio, responde Ngũgĩ wa Thiong’o, un escritor -yo diría un hombre sabio- keniata que apela por un mundo no eurocentrista en el que todas las lenguas tienen su espacio, en el que África puede hacerse luz desde África y en el que l@s african@s puedan mirar a Europa/occidente cara a cara, sin complejos. Esa mirada que puedes mantener cuando sabes quién eres, de dónde vienes y el potencial que tienes: tu historia, tu lengua, tu tierra y todas aquellas personas y experiencias vividas y por vivir. En definitiva, esa riqueza que puedes compartir con el mundo.

No había oído hablar de Ngũgĩ wa Thiong’o hasta que ví anunciada su coferencia en el programa de actividades del CCCB, me pareció interesante, y compré mi entrada – los 3€ que mejor he invertido-. No me arrepentí de haberlo hecho.

Ngũgĩ wa Thiong’o no dejó a nadie indiferente. Para empezar, el CCCB llenó su aforo, no quedó silla vacía y tuve suerte de sentarme relativamente cerca, en un lateral desde el que tenía una buena visión del escenario y del gran escritor. Una posición desde la que poder seguir tanto la comunicación verbal como la no verbal de un hombre sabio . Llega el inicio de la conferencia, una presentación de Kosmopolis, de la ONG PEN International -promueve la literatura, la libertad de expresión y es la voz de aquellos escritores silenciados en sus propios países- y del moderador Carles Torner i Pifarré, escritor catalán, secretario de PEN Català y presidente del comité de Traducciones y Derechos Lingüísticos de PEN International. Acaba la presentación y dan la palabra a Ngũgĩ wa Thiong’o, candidato al premio Nobel de literatura.

África, escritura y emancipación. Conferencia de Ngũgĩ wa Thiong’o

Un resumen de la conferencia.

Ngũgĩ wa Thiong’o apela a un diálogo entre literaturas en el que los derechos lingüísticos, políticos, la sociedad, raza y el medio ambiente tengan su espacio. En ese diálogo hay un mensaje importante que ha de llegar a las mentes eurocéntricas: “Construir una centralidad desde las periferias” y poder mover el centro para acercarnos a otras realidades y maneras de entender el mundo. Es en ese mundo, en el que Ngũgĩ incorpora la literatura amplificada africana, una literatura que clasifica en tres tipos: la literatura oral – tan afincada en África-, la literatura de los autores que escriben en las lenguas coloniales y la literatura de los autores que escriben en su lengua nativa.

Hay dos momentos que destacan en la presentación de Ngũgĩ wa Thiong’o. El primero fue en 1966 en una Conferencia Internacional de Escritores de PEN International presidida por Artur Miller y en la que participó el escritor chileno Pablo Neruda. El joven escritor Ngũgĩ asistió a la conferencia en calidad de invitado de honor regional de África. “Yo hubiera preferido estar sentado cómodamente entre los asistentes”, comenta Ngũgĩ. Él quería pasar desapercibido y no ser centro de atención, pero tuvo que tomar partido cuando en el debate una escritora italiana hizo una defensa de su lengua usando estas “divinas” palabras..:”El italiano no es una de esas lenguas bantús con una o dos palabras”. En ese momento, Ngũgĩ wa Thiong’o tuvo que tomar parte y protestar por la falta de respeto de su compañera de profesión. Podríamos decir que éste fue el primer peldaño que dio el escritor keniata para defender el uso de las lenguas nativas africanas, así que al regresar a la universidad de Leeds (Reino Unido) donde llevaba a cabo un estudio sobre Joseph Conrad –un novelista polaco – escribe por primera vez en su lengua autóctona, el “Kikuyu”. El segundo, su encarcelamiento. Entre 1977 y 1978 fue a prisión por escribir en Kikuyu una obra de teatro y gracias a PEN International y Amnistía Internacional pudo salir de prisión. Una manera de “positivizar” su estancia en prisión fue que durante su encarcelamiento, gracias al duro papel de wáter que les daban, pudo escribir su primera novela en Kikuyu, “El diablo en la cruz”.

 

https://africaneando.wordpress.com/2011/05/02/resena-el-diablo-en-la-cruz-ngugi-wa-thiong%E2%80%99o/

En 1996 fue invitado a Barcelona donde tuvo lugar el acto de Declaración Universal de los Derechos Lingüísticos de Barcelona. “Esta declaración fue música para mis oídos”, comenta el escritor. Esa música fue la evidencia que el camino que estaba tomando Ngũgĩ wa Thiong’o en su manera de proyectar al mundo a través de la escritura era el acertado.

Lengua e identidad

“La lengua marca la persona que eres”, Ngũgĩ wa Thiong’o.

El francés y el inglés -podemos añadir el español y el portugués… – forman parte de las lenguas de la colonización, emancipación y descolonización. Las consecuencias de la colonización de la mente provocan la pérdida de la identidad y del respeto a un pueblo. En este punto, Ngũgĩ pone el acento en la responsabilidad de los africanos en el uso de su lengua y en la existencia de una élite postcolonial que rechaza el uso de las lenguas nativas, llegando a valorar que sus hij@s no hablen su lengua autóctona, siendo esto consecuencia de lo que él llama “La descolonización de la mente”. Ést@s buscan la aprobación europea, como aquellos niñ@s que buscan la mirada de los padres, y explica, cómo ésta es una de las causas por las que en África no se cree en sus propios proyectos e iniciativas internas y siempre se busca la aprobación de la metrópolis.

La supremacía de unas lenguas respecto a otras lo compara con las jerarquías que se establecen entre religiones, cuando se dice: “Mi Dios es mejor que tu Dios“. En términos de lenguas también hay jerarquías lingüísticas pero toda lengua por pequeña que sea tiene una contribución a la humanidad. También no hay que olvidar las acciones llevadas a cabo por los colonizadores por imponer su lengua. En este punto, Ngũgĩ wa Thiong’o recuerda como de pequeño le pegaban por hablar su idioma autóctono-un acto de humillación en toda regla- y como una “mente pensante” pro países colonizadores aconsejaba como método para garantizar el control de un pueblo lo siguiente: “mata al indio que lleva dentro  y salva al hombre” para poder crear así ingleses de mente y espíritu…Ese es el poder que te quiten tu lengua, que te roban lo que eres.

Relacionado con la dependencia de la lengua, comparte con nosotros una imagen de un@s niñ@s jugando en el aeropuerto. El cómo de importante es para ell@s divertirse sin perder de vista la mirada de sus progenitores, de aquellos que les cuidan y protegen. Esa protección –padre y madre- es la lengua, ese vínculo con el que sin él nos sentiríamos perdidos y que nos da un sistema diferente de comunicación. Ngũgĩ wa Thiong’o denuncia lo que el denomina, “feudalismo lingüístico”.

El conocimiento sobre el mundo empieza en el lugar donde nacemos”, Ngũgĩ wa Thiong’o.

Quiero conectar el mundo con todo lo que soy. Si añades otra lengua a la de tu cultura, esto es “empowerment” (empoderamiento) y es lo que pido a los blancos”. Ngũgĩ wa Thiong’o se comunica al mundo con su lengua y gracias a la escritura ha hecho de sus libros un instrumento para poner al idioma kikuyu en el mapa del mundo.

En su presentación habló de las diferencias entre educación – proceso de aprendizaje- y conocimiento – sumar saber a lo que ya sabemos-. La educación está condicionada por la sociedad, ese conocimiento heredado de nuestros padres y por un sistema de educación, así que en un proceso de dominación ésta no pude ser neutral. La colonización se basó en la negación de la cultura del espacio colonizado y la negación de todo lo que representa. Es por ello que es tan importante  la descolonización para volver a recuperar lo perdido.

 

Globalización

Tenemos que trabajar en red no en jerarquía. Un gran idioma conlleva muchos idiomas pobres, comenta Ngũgĩ haciendo un símil con el número de millonarios en el mundo y la cantidad de pobres. Ninguna lengua debería ir en detrimento de otra, ya que es nuestra primera fuente de riqueza y desde la que nos proyectamos al mundo. En este contexto, la Declaración Universal Lingüística es un camino para encontrar ese fin. Un cambio de paradigma en el que todas las lenguas se respeten, encuentren y convivan para enriquecer el espacio común que ocupan.

El multilingüismo es el oxígeno de la cultura, aquel que empieza por el propio idioma. La suma de otros nos hace mejor de lo que somos, nos capacita a dar lo mejor que tenemos.” Ngũgĩ wa Thiong’o.

El último libro de Ngũgĩ wa Thiong’o, “La descolonización de la mente ” da respuesta a esta brillante ponencia.

http://www.megustaleer.com/libro/descolonizar-la-mente/ES0139172

Y se abre la ronda de preguntas. Carles Torner i Pifarré pregunta a Ngũgĩ qué piensa de aquell@s escritores africanos que dicen que usando el idioma del colonizador positivizan lo que fue la propia colonización. A lo que  Ngũgĩ responde: “Es todo lo contrario, lo que hacen es reforzarla, ya que el francés o el inglés no necesitan de enriquecemiento, son las lenguas minoritarías las que necesitan esa aportación. El idioma autóctono debería ir más allá de lo “exótico” en un libro”.

La segunda pregunta se fue un “poco” de contexto y nos hizo perder el tiempo, así que no la reproduciré..En la tercera pregunta le preguntaron sobre su experiencia en el teatro en relación a la obra que escribió en kikuyu y por la que fue a prisión y en la cuarta se preguntó a Ngũgĩ  cómo puede llegar su literatura a una sociedad que invisibiliza a l@s afrodescendientes y africanos en general. Ngũgĩ  respondió (después de hacer una broma respecto a que a l@s negr@s quieran o no nos tienen que ver :-)): “Para visibilizarnos tenemos que conectarnos con el resto del mundo. A través de mi identidad puedo encontrarme con el otro y enriquecerme de este proceso……”.

La gran conferencia de un gran escritor.

Conferencia de Ngũgĩ wa Thiong’o: África, escritura y emancipación.

Escuchar a Ngũgĩ wa Thiong’o me ha hecho recordar a esa generación perdida. A aquell@s que vivieron la colonización de su tierra, la postcolonización y que ahora intentan vivir un proceso de emancipación. Ngũgĩ wa Thiong’o presenta un nuevo paradigma a esta realidad, una ventana desde la que proyectar África creando un espacio en el que las lenguas minoritarías sumen para enriquecer este mundo interconectado.

Ngũgĩ wa Thiong’o eres un hombre de Paz.
Ngũgĩ wa Thiong’o gracias por compartir tu sabiduría con el mundo.
Ngũgĩ wa Thiong’o, OKANE!!

 

Franco Luambo Makiadi – Mario

Comenta usando Facebook

2 Comentarios. Dejar nuevo

  • Noemí,
    Me alegra conocer el impacto que tiene Ngugi wa Thiong´o en personas que no lo conocían con anterioridad. A mi también me ocurrió. Para mi es un referente indiscutible, como ser humano, pensador y escritor. Ahora devoro sus libros.
    Un abrazo y gracias.

    Responder
    • Gracias a ti Sonia.

      Ahora estoy leyendo su libro “Descolonizar la mente” y ya tengo bastantes anotaciones :-).

      Un saludo y hasta pronto!

      Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo válida.

Menú